Fundaci贸n Pedro Navalpotro

El Instituto Espa帽ol de Oceanograf铆a ha elaborado un informe actualizado corroborando el papel determinante del aporte de nutrientes y materia org谩nica como motor de eutrofizaci贸n de la albufera.El informe del Instituto Espa帽ol de Oceanograf铆a (IEO, CSIC), elaborado a solicitud del Ministerio para la Transici贸n Ecol贸gica y el Reto Demogr谩fico (MITECO) a ra铆z del 煤ltimo episodio de mortandad masiva de especies acu谩ticas en el Mar Menor, se帽ala a la incesante entrada de fertilizantes a la laguna procedentes de la agricultura intensiva y otras actividades humanas en el entorno ribere帽o como causa principal del mismo. El estudio, que actualiza el exhaustivo informe previo realizado por el IEO en julio de 2020, corrobora el papel determinante del aporte de nutrientes y materia org谩nica como motor de eutrofizaci贸n de la albufera. El exceso de fitoplancton ocasionado por esta din谩mica ha limitado la entrada de luz y afectado tanto a la fotos铆ntesis como a la disponibilidad de ox铆geno disuelto hasta niveles pr贸ximos a la hipoxia.Los autores se帽alan que el evento extremo de este verano -uno m谩s desde la 鈥榮opa verde鈥 de 2016- muestra que el ecosistema lagunar ha perdido su capacidad de autorregulaci贸n. No obstante, ven factible su recuperaci贸n siempre que se ataje el problema de los vertidos y se preserven caracter铆sticas esenciales como la salinidad, que se ver铆a afectada por la apertura de golas o canales de comunicaci贸n con el Mediterr谩neo.Eutrofizaci贸nEl informe 鈥楴uevo evento de mortalidad masiva de organismos marinos en el Mar Menor: contexto y factores鈥 lo firman seis autores del IEO y se basa en los datos obtenidos en el programa de monitorizaci贸n de la laguna que mantiene el instituto y en resultados de diversos proyectos de investigaci贸n. El an谩lisis aporta evidencias de que este evento de mortalidad est谩 ligado estrechamente con el proceso de eutrofizaci贸n responsable de la degradaci贸n de la laguna salada.La proliferaci贸n de fitoplancton registrada en la albufera tuvo lugar a principios del verano en las inmediaciones de la rambla del Albuj贸n -se帽ala el estudio-, importante punto de entrada de aguas altamente contaminadas por fertilizantes y otros compuestos. El bloom -afloramiento- continu贸 creciendo durante los meses de julio y agosto, y se extendi贸 por la zona centro y sur de la laguna, donde la renovaci贸n del agua es menor, provocando turbidez extrema y reducci贸n severa de la luz disponible para la fotos铆ntesis 鈥渉asta niveles totalmente cr铆ticos para la supervivencia de la vegetaci贸n del fondo鈥. Si la situaci贸n persiste, advierten los cient铆ficos, la vegetaci贸n bent贸nica podr铆a morir y agravar la crisis ambiental. Ponen como ejemplo la zona sur de la laguna, donde la pradera de alga Caulerpa prolifera ha desaparecido casi por completo por falta de luz.P茅rdida de ox铆genoDel mismo modo, el exceso de fitoplancton ha introducido en el sistema grandes cantidades de materia org谩nica cuya descomposici贸n explica la merma de ox铆geno disuelto en el agua a lo largo del mes de agosto hasta niveles pr贸ximos a la hipoxia. Los valores alcanzados, aunque no tan bajos como en el episodio de anoxia de 2019, son inferiores a los registrados hist贸ricamente en el Mar Menor y a lo considerado estresante o incluso letal para muchas especies marinas.Aunque las observaciones efectuadas a principios de septiembre sugieren una mejora en la oxigenaci贸n de la laguna, puede tratarse de algo transitorio debido al cambio de r茅gimen local de vientos, se帽alan los autores. La saturaci贸n de materia org谩nica y la turbidez persisten, incluso extendidas a la zona norte, por lo que el riesgo de nuevos cuadros de hipoxia y anoxia subsiste tambi茅n.Entre sus conclusiones, el estudio del IEO no ha encontrado evidencia alguna de que la temperatura estival haya sido el factor desencadenante de este nuevo episodio de mortalidad de organismos marinos. De hecho, en lo que va de 2021 la temperatura de la albufera ha sido inferior a la media de a帽os anteriores.Anular vertidos en origenEl informe recuerda el profundo deterioro que ha experimentado el ecosistema del Mar Menor a partir de 2016, y las graves presiones ambientales que sufre, derivadas no solo de los vertidos de la agricultura intensiva en el 谩rea del Campo de Cartagena, sino tambi茅n de la llegada de contaminantes qu铆micos-mineros, de obras y desarrollos urban铆sticos en esta zona del litoral murciano. No obstante, los investigadores consideran que la recuperaci贸n, aunque compleja, ser铆a factible si se cortara la entrada de nutrientes a la laguna a trav茅s de vertidos, como se ha comprobado en otros ecosistemas costeros sometidos a agresiones similares en diferentes partes del mundo.Igualmente, consideran crucial no seguir alterando las condiciones ambientales clave que determinan la resiliencia del ecosistema lagunar y sus propiedades ecosist茅micas b谩sicas, como la salinidad, de la que depende en gran medida su funcionamiento biol贸gico y la singularidad de su biodiversidad. En este sentido, recuerdan que la salinidad media de la laguna va en aumento desde el verano de 2020 y, de seguir as铆, podr铆a recuperar sus valores normales en verano de 2022. Siempre -se帽alan los investigadores del IEO- que no sucedan lluvias torrenciales u otros fen贸menos climatol贸gicos extremos, ni intervenciones humanas como 鈥渁pertura de canales de comunicaci贸n con el Mediterr谩neo o golas鈥. Los 煤ltimos sucesos ocurridos en el Mar Menor y la confusi贸n sobre sus causas reflejan tambi茅n las deficiencias de los actuales sistemas de monitorizaci贸n de la laguna. 脡stos deben ser mejorados y actualizados para detectar este tipo de eventos y su origen de forma inequ铆voca, fiable y transparente, concluyen.Ref.Pag.:retema.es