Fundación Pedro Navalpotro

𝐑𝐞𝐜𝐢𝐜𝐥𝐚𝐫 𝐞𝐥 𝐚𝐠𝐮𝐚 𝐩𝐨𝐭𝐚𝐛𝐥𝐞 𝐭𝐚𝐦𝐛𝐢é𝐧 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞 𝐝𝐚𝐫 𝐛𝐞𝐧𝐞𝐟𝐢𝐜𝐢𝐨𝐬 𝐞𝐜𝐨𝐧ó𝐦𝐢𝐜𝐨𝐬

Solo el 3 % del agua del planeta es dulce, y solo el 0,025 % es apta para el consumo humano. El agua potable es, por tanto, un recurso finito y muy escaso. No es viable usarla y tirarla. Parece más razonable tratar de reutilizarla en la medida de lo posible mediante un proceso de economía circular. Pero, ¿cómo podríamos lograr algo así?

Muchos procesos industriales producen corrientes de agua más o menos contaminadas. Por ejemplo, en la producción de agua potable por ósmosis inversa a partir de agua de mar se obtiene una corriente muy concentrada en sal. Existen proyectos que tratan de convertir estas corrientes residuales en fuentes de agua limpia y productos de valor añadido.

Con las técnicas adecuadas, estas corrientes de sal concentrada o salmueras podrían transformarse en una fuente de materias primas muy demandadas, y con un potencial incluso mayor al que ofrece la minería terrestre para su explotación.

La cantidad de oro, uranio y todo tipo de metales disueltos en el mar es mayor que la que se ha extraído de las minas terrestres en toda la historia de la humanidad. El problema para su aprovechamiento es la baja concentración de estas sustancias en el agua marina, lo que encarece su recuperación.

Nuestra misión es compartir el conocimiento y enriquecer el debate.

No obstante, se están investigando nuevas técnicas que podrían permitir el aprovechamiento de las salmueras producidas por ósmosis inversa para obtener materiales de interés. Incluidos algunos que podrían empezar a faltar pronto, como el litio.

𝗘𝗹 𝗰𝗮𝘀𝗼 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝘀í𝗹𝗶𝗰𝗲 𝗽𝗿𝗲𝗰𝗶𝗽𝗶𝘁𝗮𝗱𝗮

Podemos encontrar un ejemplo de economía circular aplicada al agua en la investigación que está desarrollando nuestro grupo de investigación del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) en colaboración con la empresa IQE. Su objetivo es recuperar el agua y las sales producidas en la fabricación de sílice precipitada.

Este tipo de sílice tiene numerosas aplicaciones, como componente en la pasta dentífrica y en la manufactura de neumáticos de bajo consumo de combustible. En su fabricación se obtiene como subproducto una disolución de sulfato de sodio, una sal no tóxica, que habitualmente se vierte sin aprovechar.

Una alternativa consiste en separar el agua y el sulfato de sodio, con lo que se recuperaría el agua para volver a utilizarla en el proceso (un claro caso de economía circular). Al mismo tiempo, se obtendría sulfato de sodio de alta pureza que se puede utilizar como materia prima por varias industrias (papel, vidrio, cerámica, detergentes, farmacéutica, complementos alimenticios).

Es posible hacer esto de forma sencilla, evaporando el agua y condensando su vapor posteriormente para obtener agua pura, pero hacerlo así supone un enorme consumo de energía. Es necesario desarrollar nuevas técnicas capaces de llevar a cabo la concentración sin consumir valiosa energía.

Si, además, la energía utilizada es de origen renovable (solar, eólica o geotérmica), habremos cerrado el círculo.

Estudios previos muestran que es posible recuperar la mayor parte del agua contenida en esta corriente mediante una técnica conocida como ósmosis inversa. Se obtiene, además, una corriente mucho más concentrada en sulfato de sodio, a partir de la cual se puede recuperar esta sal mediante un proceso de evaporación-cristalización.

Este proceso de cristalización está muy optimizado, utilizando evaporadores con varias etapas. Aun así, sigue siendo un proceso que consume mucha energía, por lo que sustituir parte de esa energía (actualmente proveniente de combustibles fósiles) por energía renovable (por ejemplo, solar) sería muy deseable.

𝐃𝐞𝐬𝐭𝐢𝐥𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐦𝐞𝐦𝐛𝐫𝐚𝐧𝐚𝐬: 𝐮𝐧𝐚 𝐧𝐮𝐞𝐯𝐚 𝐨𝐩𝐨𝐫𝐭𝐮𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝

Nuestra investigación actual muestra que es posible evaporar el agua a temperaturas por debajo de 100 ℃, utilizando una técnica conocida como destilación con membranas.

En ella se utiliza una membrana, generalmente polimérica, que deja pasar el vapor de agua a través de sus poros, pero no el agua líquida. Su comportamiento es similar a lo que hacen los tejidos waterproof, que dejan pasar el vapor, facilitando la transpiración de la piel, pero no dejan entrar al agua líquida.

Al poder usar temperaturas por debajo de la de ebullición del agua, la tecnología de destilación con membranas resulta especialmente adecuada para utilizar energía solar térmica o fuentes de calor residual (por ejemplo, corrientes líquidas a temperaturas próximas a la ambiental), que no se pueden aprovechar de otra forma en la industria.

Además, existen opciones que permiten multiplicar la eficacia en el uso de esa energía para que la cantidad de agua producida sea varias veces superior a la que se obtendría si simplemente se usara ese calor para evaporar en una caldera convencional.

La técnica de destilación con membranas ha sido ampliamente estudiada para obtener agua potable a partir de agua de mar, pero no está claro que sea competitiva con la ósmosis inversa. No obstante, hay que tener en cuenta que la presión que hay que aplicar en ósmosis aumenta con la concentración de sales disueltas.

Por ello, el uso de destilación con membranas para recuperar agua de las corrientes concentradas obtenidas por ósmosis inversa abre una ventana de oportunidad, puesto que permite recuperar el agua en corrientes que ya no son adecuadas para su tratamiento mediante ósmosis.

En conclusión, una combinación de tecnologías (ósmosis inversa, destilación con membranas y evaporación+cristalización) constituye un sistema muy prometedor para lograr la economía circular del agua. No sólo se recupera el agua, sino que se pueden obtener las sustancias disueltas en el agua, mejorando así la viabilidad económica del proceso.

Esta combinación de tecnologías no será una solución universal para todos los casos, pero es una nueva herramienta en la valoración de muchas corrientes industriales.

Ref. Pag.: https://theconversation.com

𝐋𝐚 𝐬𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐚 𝐝𝐞 𝐚𝐠𝐮𝐚, 𝐮𝐧𝐚 𝐭é𝐜𝐧𝐢𝐜𝐚 𝐦𝐢𝐥𝐞𝐧𝐚𝐫𝐢𝐚 𝐞𝐟𝐢𝐜𝐚𝐳 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐧𝐟𝐫𝐞𝐧𝐭𝐚𝐫𝐬𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐬𝐞𝐪𝐮í𝐚

Dicen en Perú que el que cosecha agua sin haberla sembrado es un ladrón. La frase está llena de significado. En España tenemos un par de millones de pozos que cosechan agua subterránea sin que sus propietarios sepan que el agua también se siembra. Los pueblos quechuas y aymaras lo hacen en los Andes desde hace más de mil años mediante la construcción y manejo de amunas, cochas y bofedales, entre otros sistemas. También se siembra agua en Sierra Nevada, España, desde la época de Al-Ándalus, mediante las acequias de careo.

𝐔𝐧 𝐦é𝐭𝐨𝐝𝐨 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐞 𝐲 𝐞𝐟𝐢𝐜𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐟𝐫𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐬𝐞𝐪𝐮í𝐚

Las investigaciones que realizamos desde el Instituto Geológico y Minero de España del CSIC muestran que son sistemas realmente eficientes y válidos para enfrentarse a la sequía y afrontar los retos que plantea el nuevo escenario climático.

El sistema de siembra y cosecha es sencillo. Consiste en derivar e infiltrar agua en el subsuelo y recuperarla en otros lugares unos meses o años después. No se trata de implorar a los dioses para que llueva ni de levantar megaestructuras de hormigón, se trata de conocer los sistemas naturales de la Tierra y aprovecharlos sin dañarlos para que el agua no deje de brotar.

𝐔𝐧 𝐝í𝐚 𝐦á𝐬 𝐬𝐢𝐧 𝐥𝐥𝐮𝐯𝐢𝐚𝐬

Las precipitaciones dejaron de producirse en Sierra Nevada allá por el mes de marzo. Hace meses desaparecieron los neveros en sus cumbres y algunas de sus lagunas emblemáticas se han secado. Pero sus ríos, sus manantiales y las fuentes de sus pueblos siguen brotando con abundante caudal.

¿Por qué se da esta singularidad en Sierra Nevada? La respuesta es sencilla: los habitantes de la montaña semiárida más meridional de Europa aprendieron a sembrar y a cosechar agua hace mucho tiempo, más o menos unos mil años, cuando las condiciones climáticas eran muy parecidas a las actuales.

¿𝐐𝐮é 𝐬𝐢𝐠𝐧𝐢𝐟𝐢𝐜𝐚 𝐬𝐞𝐦𝐛𝐫𝐚𝐫 𝐲 𝐜𝐨𝐬𝐞𝐜𝐡𝐚𝐫 𝐚𝐠𝐮𝐚?

La siembra y cosecha del agua es un concepto acuñado en los Andes peruanos, donde se realiza desde antes de la llegada de los españoles. Con procedimientos ancestrales se recolecta el agua de lluvia y el agua de escorrentía superficial para infiltrarla (es decir, sembrarla) en los acuíferos. Cierto tiempo después el agua se recupera, se cosecha, a través de manantiales o en los ríos, y mediante la construcción de pozos y galerías.

En Sierra Nevada se siembra y cosecha agua desde la época de al-Ándalus, mediante infraestructuras conocidas como acequias de careo.

Las acequias de careo son canales excavados en el terreno, sin revestir, algunos con más de 10 km de longitud. Estos canales están diseñados para conducir el agua procedente del deshielo de la cabecera de los ríos de montaña e infiltrarla donde es necesaria, llegando a los acuíferos que se desarrollan en las partes altas de las laderas.

𝐃𝐞𝐬𝐩𝐮é𝐬 𝐝𝐞 𝐮𝐧𝐨𝐬 𝐦𝐞𝐬𝐞𝐬 𝐥𝐥𝐞𝐠𝐚 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐬𝐞𝐜𝐡𝐚

El agua se infiltra en las acequias a lo largo de su recorrido y en determinadas zonas concretas conocidas localmente como simas, calaeros o matas. El desfase de tiempo, que normalmente es de algunos meses desde que se siembra hasta que se cosecha, se debe a la lenta velocidad de circulación del agua subterránea por el subsuelo. Este retardo en su salida hace que los manantiales y ríos tengan un caudal prácticamente constante a lo largo de todo el año, sin que se sequen nunca.

El sistema permite modular el caudal de los ríos como si fueran embalses. Sin necesidad de hormigón, sin aportes de energía externos (funcionan con la fuerza de la gravedad), sin necesidad de importar tierras raras ni minerales estratégicos de otra parte del mundo. Sencillo, verde y eficiente.

La cosecha permite abastecer con agua potable de excelente calidad a las poblaciones serranas y al ganado; permite el riego de cultivos y pastos durante los periodos secos y contribuye al mantenimiento de innumerables ecosistemas asociados y al incremento de la biodiversidad.

Buena parte de los robledales y castaños de Sierra Nevada dependen de los careos. Pero, además, su mantenimiento colectivo, realizado por las comunidades de regantes, contribuye a aumentar la cohesión social y a generar unos paisajes culturales que son una de las señas de identidad de esta Reserva de la Biosfera.

Sin estos canales de agua ancestrales, todos estos pueblos serían un secarral, la vida allí no sería posible.

𝑺𝒆 𝒄𝒐𝒏𝒔𝒊𝒈𝒖𝒆 𝒊𝒏𝒇𝒊𝒍𝒕𝒓𝒂𝒓 𝒆𝒍 𝒅𝒐𝒃𝒍𝒆 𝒅𝒆 𝒂𝒈𝒖𝒂 𝒒𝒖𝒆 𝒆𝒏 𝒐𝒕𝒓𝒂𝒔 𝒎𝒐𝒏𝒕𝒂ñ𝒂𝒔

Las investigaciones lideradas por el Instituto Geológico y Minero de España del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IGME-CSIC) han demostrado la eficiencia, la antigüedad y la resiliencia de este sistema ancestral de recarga de acuíferos. Hemos comprobado que el agua que se infiltra en los acuíferos de Sierra Nevada duplica a la que se infiltra en otras montañas similares.

El sistema tiene un alto potencial para contribuir al logro de buena parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la UE. Así lo ha entendido la UNESCO, que ha reconocido a las acequias de careo de Sierra Nevada como el primer sitio demostrativo de España y uno de los treinta a escala mundial donde se hace un manejo ecohidrológico del agua.

𝐓é𝐜𝐧𝐢𝐜𝐚𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞𝐧 𝐦𝐮𝐥𝐭𝐢𝐩𝐥𝐢𝐜𝐚𝐫𝐬𝐞

En España tenemos sistemas muy parecidos en peligro de extinción, en los que estas técnicas podrían replicarse. Es el caso de las pesqueras de la Sierra de Gredos, el de las caceras de la Sierra de Guadarrama o el de las zayas de la comarca de La Valduerna, en León.

En los Andes, donde la panoplia de sistemas de siembra de agua es espectacular (amunas, cochas, tapes y bofedales, entre otros), las administraciones públicas y los gobiernos nacionales apoyan su recuperación y réplica.

La investigación de estos sistemas, que han logrado llegar a nuestros días pese a los importantes cambios climáticos y sociales, debería ser útil a los planificadores para contemplar otras formas de manejar el agua que no se enfrentan a la naturaleza, sino que trabajan de su mano.

Ref. Pag.:https://theconversation.com/es

𝐋𝐀 𝐅𝐔𝐍𝐃𝐀𝐂𝐈Ó𝐍 𝐏𝐄𝐃𝐑𝐎 𝐍𝐀𝐕𝐀𝐋𝐏𝐎𝐓𝐑𝐎 𝐂𝐎𝐋𝐀𝐁𝐎𝐑Ó 𝐔𝐍 𝐀Ñ𝐎 𝐌Á𝐒, 𝐂𝐎𝐍 𝐋𝐀 𝐀𝐄𝐂𝐂 𝐒𝐎𝐑𝐈𝐀 𝐄𝐍 𝐒𝐔 𝐂𝐀𝐑𝐑𝐄𝐑𝐀 𝐂𝐎𝐍𝐓𝐑𝐀 𝐄𝐋 𝐂Á𝐍𝐂𝐄𝐑

La Fundación pedro Navalpotro colaboró, otro año más, aportando el Agua para el X Camino por Soria contra el Cáncer.

Este año se repartieron más de 6.000 botellas de Agua Monte Pinos, a los diferentes participantes de la carrera- marcha no competitiva.

Desde la Fundación, se quiere agradecer a Monte Pinos y a Distribuciones Navalpotro por su gran cooperación y esfuerzo, para que esta colaboración se pueda realizar año tras año.

Miles de personas tomaron parte el pasado domingo 31 en el X Camino contra el Cáncer, respondiendo al llamamiento de la Asamblea Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). La marcha se inició en la Alameda de Cervantes a las 11:30 de esta mañana, recorrió el centro de la ciudad para después visitar los márgenes del Duero y retomar la vuelta por el casco antiguo de Soria.

Desde la AECC en Soria, el doctor Jesús Aguarón se mostró satisfecho por la masiva afluencia, superando los 6.000 participantes.

Los fondos recaudados con la venta de estas prendas, diseñadas para esta edición, serán remitidos a la Fundación Científica de la AECC, donde evaluarán en una selección los proyectos investigadores sobre el cáncer, bien en marcha o de nueva creación, para continuar en este trabajo.

Fotografía: https://sorianoticias.com

𝐆𝐀𝐍𝐀𝐃𝐎𝐑𝐄𝐒/𝐀𝐒 𝐃𝐄𝐋 𝐗𝐈 𝐂𝐎𝐍𝐂𝐔𝐑𝐒𝐎 𝐃𝐄 𝐃𝐈𝐁𝐔𝐉𝐎 𝐈𝐍𝐅𝐀𝐍𝐓𝐈𝐋 “𝐃𝐈𝐁𝐔𝐉𝐎𝐒 𝐃𝐄𝐋 𝐀𝐆𝐔𝐀” 𝐎𝐑𝐆𝐀𝐍𝐈𝐙𝐀𝐃𝐎 𝐏𝐎𝐑 𝐋𝐀 𝐅𝐔𝐍𝐃𝐀𝐂𝐈Ó𝐍 𝐏𝐄𝐃𝐑𝐎 𝐍𝐀𝐕𝐀𝐋𝐏𝐎𝐓𝐑𝐎

Ganadores/as del XI Concurso de dibujo infantil “Dibujos del Agua” cuyo motivo es el agua y su propósito es sensibilizar a los alumnos/as sobre la importancia del agua, sus cuidados y el buen uso de la misma.  La participación de este año ha sido superior a la de años anteriores, alcanzando los 900 participantes.

CATEGORÍA 1º Y 2º DE PRIMARIA

  • Juliette Cárdenas. 2ºB Colegio Sta. Teresa de Jesús.

CATEGORÍA 3º Y 4º DE PRIMARIA

  • Yeva Riepina. 4ºA CEIP Las Pedrizas.

CATEGORÍA 5º Y 6º DE PRIMARIA

  • Guzmán García Martín. 6ºC CEIP Numancia.

El Jurado ha valorado la creatividad, la expresión artística y el mensaje, que debía estar relacionado con la importancia del agua para la vida, el consumo responsable, la protección del medioambiente, así como con los fines propios de la Fundación.

Han participado los alumnos/as de todos los cursos de Primaria de los colegios de la ciudad de Soria.

3 categorías según edad:

  • 1º y 2º de Primaria
  • 3º y 4º de Primaria
  • 5º y 6º de Primaria*

*Los alumnos de 5º y 6º de Primaria, en vez de dibujo, realizaron una fotografía relacionada con el agua. La fotografía podía tomarse con cualquier dispositivo (cámara fotográfica, teléfono móvil…).

1 premio por categoría, que ha consistido en una consola Nintendo Switch Lite (Categoría 1º-2º y 3º-4º) y 1 Smartphone para la categoría 5ºy 6º de Primaria.

Exposición XI Concurso de dibujo infantil «DIBUJOS DEL AGUA»

Exposición XI Concurso de Dibujo infantil «Dibujos del Agua»

Dibujos realizados por los niñ@s de primaria de los colegios de Soria capital.

Los trabajos presentados serán expuestos en la sala de exposiciones de la sede de la Fundación (Colegio de arquitectos- C/ Caballeros Nº23), en el cual se celebrará asimismo el acto de entrega de Premios.

Fechas y Horarios de la exposición:17/10/22- 30/10/2022 L-V mañanas de 10:00-13:30h y M, J, V tardes de 17:30-20:00h.

Fecha y Horario entrega de Premios: 27 de octubre 19:00h.

𝐋𝐨𝐬 𝐦𝐢𝐜𝐫𝐨𝐩𝐥á𝐬𝐭𝐢𝐜𝐨𝐬, 𝐨𝐦𝐧𝐢𝐩𝐫𝐞𝐬𝐞𝐧𝐭𝐞𝐬 𝐞𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐫í𝐨𝐬 𝐞𝐬𝐩𝐚ñ𝐨𝐥𝐞𝐬

Los microplásticos están presentes en arroyos, ríos y playas de toda España, según concluyen la Asociación Hombre y Territorio, Cruz Roja y Proyecto Libera, que los han encontrado en el cien por cien de las muestras tomadas en 14 ríos y 14 playas de 15 comunidades autónomas.

El informe, realizado por la ‘Red de Seguimiento de microplásticos en ríos y zonas costeras mediante voluntariado’ ha sido elaborado por la Asociación Hombre y Territorio y Cruz Roja en el marco de su convenio con Proyecto LIBERA para estudiar la presencia de microplásticos en sistemas acuáticos, terrestres y marinos.

Para su análisis, los 200 voluntarios de la red recogieron en 2021 y 2022 más de 24.000 litros de agua en campañas de kayaks y cerca de 3.000 litros de ríos en los que tras filtraron hallaron fibras, fragmentos, films y esponjas identificadas en el cien por cien de las muestras, lo que confirma la «presencia generalizada de estos residuos en sistemas acuáticos».

Los resultados de la tercera campaña reflejan que aunque todas ellas presentan microplásticos, hay una relevante mayoría de fibras frente a otro tipo de elementos plásticos, no solo en el muestreo de junio de 2022 sino también en los dos realizados en junio y septiembre de 2021, lo que apunta que su presencia «no es algo casual» en ríos y playas de todo el país.

El informe de la red explica que las fibras pueden tener diversas fuentes, pero quizás la más abundante sean las poblaciones, a través de los sistemas de vertido de aguas residuales. Esto se debe a que cada vez existe más ropa sintética, que por el propio uso y por su lavado en la lavadora va desprendiendo fibras sintéticas de las que está fabricado, muchas de las cuales llegan a los ríos y arroyos, y de ahí al mar.

Además de esta fuente, las zonas agrícolas intensivas y las industriales son otras de las documentadas como origen de estos residuos.

La campaña se inició en 2021 de la mano de Cruz Roja y HyT, gracias a la mediación y apoyo de Proyecto LIBERA para la organización, formación, muestreo y análisis de microplásticos en ríos y zonas costeras, con los objetivos de tomar datos sobre la presencia de microplásticos en diferentes puntos, formar una red de seguimiento sobre la presencia de estos contaminantes en dichos puntos, involucrar a la sociedad y divulgar el problema para cambiar conciencias.

El coordinador de proyectos de Asociación Hombre y Territorio (HyT), David León, ha afirmado que han vuelto a demostrar que el cien por cien de las muestras de agua analizadas en 14 ríos y 14 playas distribuidas por toda la Península, Canarias, Baleares y Ceuta contienen microplásticos.

«Cada vez estamos más habituados a oír estas noticias, pero no debemos relajarnos: su presencia nos alerta de vertidos, falta de gestión, sistemas de depuración ineficientes y, sobre todo, de crecientes riesgos todos los niveles», advierte León.

La red contempla una metodología común, formación específica y materiales sencillos pero efectivos, cada asamblea territorial realiza dos muestreos al año en el arroyo, río o zona costera que selecciona.

Las muestras son enviadas al laboratorio de HyT, quien las procesa y analiza según el protocolo publicado en 2020 por esta entidad. El seguimiento que se hace a cada muestra permite trazar muy bien su origen, para ello cada grupo rellena una hoja de campo que envía junto con la muestra y varias fotos.

Ya en el laboratorio, todas las muestras se procesan de la misma manera, para reducir posibles errores o fallos en la identificación. Los resultados, tras el análisis de cada campaña, se envían a cada asamblea antes de difundirlos públicamente.

La responsable de Medio Ambiente en Cruz Roja Española, Sara Casas, ha explicado que este sistema de coordinación permite a cada asamblea organizar su muestreo de manera independiente pero con los criterios marcados por los investigadores.

Así, ha añadido que en cada campaña, el personal técnico formado es quien recoge la muestra, ya sea a pie o en kayak, pero siempre acompañado de personas voluntarias que quieren aprender y formarse en la actividad. «Así investigamos y concienciamos al mismo tiempo», ha destacado Casas.

La coordinadora de Proyecto LIBERA en Ecoembes, Sara Güemes, ha subrayado que Cruz Roja es «posiblemente la organización española con mayor capacidad de organización en tareas sociales y ambientales» ya que tiene presencia en toda España con personal técnico y voluntario capacitado, formado y motivado.

Respecto a HyT ha destacado que es desde hace años una entidad pionera en acciones ciencia ciudadana, la aplicación de la ciencia a través de la población, y es una de las más potentes en el estudio de los microplásticos en España. «¿Por qué no unir ambas fuerzas en algo estable y sólido?«, concluye Güemes.

Ref. Pag.: iagua.es

𝐓𝐫𝐮𝐜𝐨𝐬 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐚𝐡𝐨𝐫𝐫𝐚𝐫 𝐚𝐠𝐮𝐚 𝐞𝐧 𝐭𝐮 𝐜𝐚𝐬𝐚 𝐲 𝐞𝐧 𝐭𝐮 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐯𝐞𝐜𝐢𝐧𝐨𝐬

El bajo coste de este recurso tan escaso favorece su derroche, aunque distintos dispositivos están ayudando a reducir el consumo en las viviendas.

España se seca. Tras el verano con menos precipitaciones desde 1965, el otoño se presenta con menos lluvias de lo habitual. La dura crisis energética desatada por la guerra de Rusia lleva meses centrando el debate. Los ciudadanos han visto cómo sus facturas de luz y gas se han disparado. La necesidad de ahorrar energía ha empezado a calar en la gente, aunque haya sido por las bravas y a golpe de decreto. ¿Qué pasa con el consumo de agua? La sequía es un mal endémico más silencioso, sobre todo porque es un recurso muchísimo más barato que la luz o el gas. En el año 2020, el precio medio del agua para uso doméstico se situó en 1,90 euros por metro cúbico y la factura supuso el 0,9% del presupuesto familiar, una de las más bajas de Europa, según datos de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS).

Pero la situación de estrés hídrico reclama medidas urgentes. “La gestión del agua es el reto más importante actual y especialmente crítico en países de clima cálido y con pocos recursos hídricos como es España”, señala Silvia González, directora de la compañía Aqua Ambient Ibérica y coordinadora de la Comisión de Aguas Grises y Pluviales de la Asociación Española de Empresas del Sector del Agua (Aqua España).

Pocos ciudadanos saben cuánto pagan por el agua que gastan. Tampoco conocen los litros empleados al poner la lavadora o el consumo que hace su comunidad de vecinos al regar los jardines. “El agua es barata, por lo que no es un problema económico para los ciudadanos; no es urgente, no saben si consumen mucho o poco”, dice Luis Martín, director de Hidrología Sostenible, consultora para un uso sostenible del agua en edificación y entorno urbano.

Aun así, se han dado algunos pasos gracias a la tecnología llegada al mercado en las últimas décadas, las ordenanzas municipales de ahorro implantadas en algunas localidades españolas y las campañas de concienciación ciudadana para cerrar el grifo. El consumo doméstico medio se situó en 2020 en torno a los 128 litros por persona y día, según AEAS. En 2001 eran unos 165 litros. Queda camino para alcanzar esa cifra de 100 litros diarios que distintos organismos internacionales consideran suficiente para que los ciudadanos de países desarrollados cubran sus necesidades vitales.

No se trata de ahorrar en euros, sino de evitar el derroche de un recurso que cada vez será más escaso. Hay multitud de acciones que se pueden hacer en las casas, desde las más sencillas, como ducharse en lugar de llenar la bañera con 200 litros de agua, hasta las más complejas desde el punto de vista tecnológico.

El primer paso lógico es comprobar si existen fugas. Una comunidad de vecinos puede malgastar unos 6.000 litros de agua al día por fugas internas, roturas no visibles de tuberías enterradas o filtraciones en piscinas. “Se estiman unas fugas en conducciones de agua potable que pueden ir del 4% al 25% en función del municipio de España”, señala González. Para detectarlas y que no lleguen facturas desorbitadas se puede colocar un dispositivo con uno o varios sensores de caudal. Con estos aparatos es posible ahorrar 2,5 millones de litros al año.

𝐆𝐫𝐢𝐟𝐨𝐬 𝐲 𝐜𝐢𝐬𝐭𝐞𝐫𝐧𝐚𝐬

En el interior de las viviendas hay distintos sistemas de ahorro que no tienen un coste excesivo. Por ejemplo, los aireadores, que se colocan en la boca del grifo y que introducen aire en el chorro de agua. Según Habitissimo, su precio parte de 50 euros (los más sencillos de lavabo) y puede llegar a los 200. También hay reguladores de presión, que garantizan una presión máxima de 2,5 kilos por centímetro cuadrado durante todos los meses del año. Otra opción es cambiar el grifo antiguo por uno termostático, que permite obtener una temperatura constante del agua. Su coste medio es de 240 euros.

En los últimos años ha ganado terreno un invento que evita desperdiciar agua esperando a que esta se caliente. AquaReturn, que salió al mercado en 2013, es un pequeño aparato, diseñado y fabricado en España, que impide la salida del agua por el grifo hasta que no alcanza los 35 °C. Se coloca en cinco minutos sobre las llaves de corte del lavabo y permite ahorrar más de 10.000 litros por persona y año en una vivienda de 90 metros cuadrados. “Ya hemos superado los 1.000 millones de litros ahorrados gracias a nuestros clientes”, dicen en la compañía. En España tienen más de 800 puntos de venta y están presentes en otros 13 países. Cuesta 286 euros más IVA.

Importante es que las cisternas sean de doble descarga. “Mientras que en las antiguas eran de entre 9 y 12 litros, en las modernas la descarga grande es de 6 litros y la pequeña de 3, aunque existen inodoros que pueden bajar estos valores a 4 y 2 litros respectivamente”, señalan en Habitissimo.

Las casas o urbanizaciones con jardín tienen asegurada una factura mayor. “Es la parte que más agua consume”, dice Luis Martín, que ha realizado varias auditorías hídricas en edificios de pisos. Recomienda este experto hacer un buen diseño con plantas que consumen poca agua y que se instale riego por goteo y no por aspersión. “Regar con manguera es un despropósito”, zanja. Debe haber riego automático y fijar un calendario. En el caso de las piscinas, es imprescindible cubrir el agua cuando no se haga uso de ella.

Pero si hablamos de grandes reducciones en el consumo, las miradas se deben poner en dos tecnologías, que combinadas pueden conseguir hasta el 40% de ahorro, según González. La más eficaz —sobre todo, si se plantea antes de la construcción del inmueble— es la reutilización de aguas grises provenientes de duchas, bañeras y lavamanos que, una vez tratadas, se usan para los inodoros. “Representa un 21% del consumo de agua de una vivienda”, dice la ingeniera industrial Silvia González. La empresa Aqua Ambient ha hecho algunos trabajos en edificios de viviendas. Un ejemplo es la estación de reciclaje de aguas grises para el tratamiento de 10 metros cúbicos al día en Sant Adrià del Besòs (Barcelona), abasteciendo los inodoros con agua reciclada con un equipo centralizado instalado en el aparcamiento subterráneo.

La reutilización de estas aguas grises es viable. “Una familia de cuatro miembros genera unos 500 litros al día entre las duchas y lavarse las manos, es un volumen importante que se puede volver a usar”, cuenta Jade Serra, socia del estudio de arquitectura Slow Studio.

Sin embargo, el sistema de reutilización del agua de lluvia, que se emplea para, por ejemplo, el riego de jardines, es menos rentable y su implantación es anecdótica. “Es inviable desde el punto de vista de la pluviometría. No llueve bastante en España en comparación con el consumo que hace una familia y, además, la inversión es muy alta porque se necesitaría un depósito sobredimensionado, de unos 10.000 metros cuadrados, y el agua de lluvia hay que tratarla. No salen los números”, insiste Serra.

En Aqua Ambient han instalado alguno de estos sistemas en edificios de viviendas, sobre todo en Cataluña y Baleares, pero reconocen su complejidad. “El problema es que en España llueve poco y mal, de forma que o tienes limitación de agua o cuando llueve mucho no la puedes usar y se estanca”, explica González.

Por esto Jade Serra habla de dos medidas que, en su opinión, son más asequibles y fáciles de amortizar. “Una es hacer un consumo más consciente del agua y otra es reducirlo con inodoros secos, algo que se usa mucho en países nórdicos”. Se trata de baños que no requieren de agua para la evacuación de residuos. En su lugar se utiliza serrín u otros métodos de compostaje.

Ref.Pag.:el pais.com

𝐄𝐥 𝐩𝐚𝐩𝐞𝐥 𝐝𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐨𝐜é𝐚𝐧𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐩𝐮𝐥𝐦𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐓𝐢𝐞𝐫𝐫𝐚

Dos investigadoras del departamento de Física Aplicada II de la US han publicado, en colaboración con la Woods Hole Oceanographic Institution de Massachusetts (EEUU), una compilación global de datos que recoge todas las medidas oceánicas de torio-234 realizadas durante más de 50 años. Este trabajo supone una poderosa herramienta para la correcta cuantificación del papel global de los océanos como pulmones de la Tierra y la mejora de la cuantificación de este fenómeno en las que se basan los modelos de predicciones climáticas futuras.

El torio-234 es un elemento radiactivo presente de forma natural en la naturaleza y uno de los trazadores más utilizados en la oceanografía. Los elementos radiactivos liberan partículas o radiación procedente del núcleo, transformándose tras la emisión en otros elementos. Al emisor inicial se le conoce como ‘padre’ y al nuevo elemento, que suele ser radiactivo, como ‘hijo’.

El torio-234 es el hijo del uranio-238, que está presente de manera natural en la Tierra. En general, se esperaría que padre e hijo estuvieran presentes en el océano en concentraciones radiactivas muy similares. Sin embargo, el torio-234 es químicamente muy afín a las partículas, por lo que se adhiere a ellas, mientras que el uranio-238 permanece en disolución en el agua.

𝐈𝐦𝐩𝐥𝐢𝐜𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐦𝐮𝐲 𝐢𝐦𝐩𝐨𝐫𝐭𝐚𝐧𝐭𝐞𝐬 𝐞𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐨𝐜é𝐚𝐧𝐨𝐬

Esta diferencia en el compartimento de ambos elementos radiactivos tiene implicaciones muy importantes en el océano, ya que cuando hay actividad biológica, aparece un déficit de torio-234 respecto a su padre. Esto es debido a que el torio-234 se asocia a las partículas que se producen en la superficie del océano y se hunden por efecto de la gravedad. Midiendo el déficit de torio-234 es posible evaluar el flujo de partículas que se hunden en el océano, conocidas como ‘nieve marina’.

La compilación reúne resultados de investigadores y laboratorios desde el uso inicial de la técnica del torio-234 en 1967 hasta la actualidad. Además, la publicación incluye una revisión histórica de los 50 años de la técnica, su evolución a lo largo del tiempo y los hitos que marcaron el curso de la técnica del torio-234 y la oceanografía.

El trabajo cuenta con más de 56 000 datos de torio-234, así como registros de temperatura y salinidad, y gran número de metadatos de gran utilidad compilados de un total de 376 campañas oceanográficas y más de 5 000 localizaciones que abarcan todo el océano. Este impresionante conjunto de datos está recogido en un único repositorio dinámico y de acceso abierto, que está ahora disponible para toda la comunidad científica dedicada al estudio de los océanos en el repositorio © PANGAEA .

Esta compilación supone una poderosa herramienta para la correcta cuantificación del papel global de los océanos como pulmones de la Tierra y la mejora de la cuantificación de este fenómeno en las que se basan los modelos de predicciones climáticas futuras.

𝐄𝐧 𝐩𝐫𝐨𝐟𝐮𝐧𝐝𝐢𝐝𝐚𝐝

En concreto, las observaciones de las distribuciones temporal y espacial de torio-234 en la columna de agua brindan información valiosa parar estudiar el ciclo del carbono oceánico.

Uno de los principales componentes de este ciclo es el mecanismo conocido como ‘bomba biológica de carbono’, el cual engloba el conjunto de procesos por el cual el dióxido de carbono (CO2) es consumido en la superficie oceánica por el fitoplancton – plantas marinas – que lo incorpora a su cuerpo en el proceso de fotosíntesis, y transportado hacia las profundidades por efecto de la gravedad – conformando lo que se conoce como ‘nieve marina’ – a medida que el fitoplancton muere, defeca o es consumido por organismo más grandes.

Este mecanismo tiene un impacto directo en los niveles de CO2 atmosférico, los cuales serían el doble de los actuales sin la acción de la bomba biológica de carbono. La aplicación más extendida del torio-234 es cuantificar la cantidad de ‘nieve marina’ que se hunde hacia el océano profundo y todos los procesos involucrados en ello. La correcta precisión de este flujo de ‘nieve marina’ ayudará a mejorar las predicciones climáticas.

Fuente: US, DICYT,

Artículo de referencia: https://www.dicyt.com/…/una-nueva-herramienta…

𝐂𝐮𝐫𝐢𝐨𝐬𝐢𝐝𝐚𝐝𝐞𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐚𝐠𝐮𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐭𝐞 𝐝𝐞𝐣𝐚𝐫á𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐥𝐚 𝐛𝐨𝐜𝐚 𝐚𝐛𝐢𝐞𝐫𝐭𝐚

El agua es un recurso agotable y en la actualidad hay muchas regiones que están siendo afectadas por la falta del líquido o sistemas de saneamiento. De ahí la importancia de crear conciencia en el sector civil, público y privado, para que cada quien tome las respectivas medidas para el cuidado y preservación del agua. A continuación te presentamos 20 curiosidades que probablemente no conocías acerca del agua y que seguramente querrás compartir:

𝗖𝘂𝗿𝗶𝗼𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱𝗲𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝗮𝗴𝘂𝗮

Los animales de agua dulce se están extinguiendo cinco veces más rápido que los animales terrestres.

Más de 1100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Con solo cuatro litros de gasolina se puede contaminar hasta 2.8 millones de litros de agua.

Los seres humanos no pueden oler ni saborear sustancias que no sean solubles; en una lengua seca, el azúcar no tiene sabor y en una nariz seca, el olor de una flor no sería percibido.

El agua es la única sustancia presente en la naturaleza que puede encontrarse en forma sólida, líquida y gaseosa.

Un solo árbol pierde 265 litros de agua al día por evaporación y una hectárea de maíz más de 30 mil litros.

El agua congelada pesa un 9% menos que el agua en estado líquido. Es por eso que el hielo flota sobre el agua.

Para que el agua sea salada, basta con que contenga una milésima parte de su peso en sal.

El 90% de los recursos disponibles de agua dulce del planeta se encuentran en la Antártida.

Cada año mueren 3.5 millones de personas debido a enfermedades relacionadas con la calidad del agua. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El cuerpo humano contiene en promedio unos 37 litros de agua, lo que equivale al 66% de la masa corporal de un adulto.

Una persona puede sobrevivir un mes sin alimentarse, pero solo siete días como máximo sin beber agua.

No toda el agua que se consume diariamente se bebe; la mayoría de los alimentos aportan un porcentaje al organismo.

Cuando una persona siente sed, es porque ha perdido más del 1% del total de agua de su cuerpo.

El agua salada no se puede beber porque provoca deshidratación y el organismo termina eliminando más agua de la que consume.

La Tierra está cubierta en su mayoría por agua, abarcando el 70 por ciento de la superficie. Sin embargo, solo el 3 por ciento es dulce, de la cual el dos por ciento se encuentra congelada.

Los norteamericanos consumen cinco veces más agua que los europeos.

En promedio, las personas utilizan por día 190 litros de agua.

Más de dos tercios del agua consumida en el hogar se utilizan en el baño.

Una llave que gotea desperdicia más de 75 litros de agua por día.

Ref. Pag.: ambientum.com

Tʀᴇs ᴘᴜᴇʙʟᴏs ᴅᴇ Sᴏʀɪᴀ ʙᴇʙᴇɴ ᴀɢᴜᴀ ᴄᴏɴ ɴɪᴠᴇʟᴇs sᴜᴘᴇʀɪᴏʀᴇs ᴀ ʟᴏs ᴘᴇʀᴍɪᴛɪᴅᴏs ᴅᴇ ɴɪᴛʀᴀᴛᴏs «sɪɴ sᴀʙᴇʀʟᴏ»

Asociación Hacendera y Greenpeace denunciaron hoy que los habitantes de tres localidades de Soria beben del grifo agua con niveles superiores a los permitidos de nitratos sin saberlo, al igual que sucede en ocho fuentes públicas, cuatro arroyos y 21 pozos o manantiales.

Los colectivos medioamientalistas desarrollan en la provincia de Soria una campaña de red ciudadana de vigilancia de la contaminación del agua por nitratos promovida a nivel estatal por Greenpeace.

Al respecto, destacaron que los muestreos realizados en 21 pueblos sorianos en este mes de julio, con 61 puntos en total, arrojan datos «muy preocupantes», aunque no se puede emplear la palabra contaminada porque no son datos oficiales.

La Asociación Hacendera notifició a los ayuntamientos presuntamente afectados, al Servicio Territorial de Sanidad, al Servicio de Medio Ambiente, a laConfederación Hidrográfica del Duero o Ebro y a la Diputación de Soria, y solicitó que corroboren estos datos y si son ciertos, que tomen medidas urgentes, informa Ical.

El exceso de nitratos en el agua genera una serie de problemas para la salud humana. Son especialmente vulnerables los bebés, embarazadas y personas con determinados problemas de estómago o en la sangre«, advirtieron.

También causa, según los colectivos, eutrofización y destrucción de ecosistemas acuáticos, contaminación de las aguas subterráneas, vitales para el abastecimiento de la población, que una vez estropeadas es prácticamente imposible recuperarlas.

Asimismo, subrayó que la normativa española al igual que la Organización Mundial de la Salud, establece la concentración máxima permitida de nitratos (NO3-) en las aguas de consumo humano en 50 mg/L y de nitritos (NO2-) en 0,5 mg/L.

Bruselas estima que todos los costes causados por culpa de las aportaciones excesivas de nitratos en Europa rondan una horquilla escalofriante: entre 70.000 y 320.000 millones de euros anuales, según los colectivos.

«En definitiva, se trata de un problema sanitario y medioambiental, pero también son un verdadero desastre económico y social. Y es que sin agua no hay pueblo y el agua limpia es un derecho».

Orígenes

Asimismo, recordaron que La Comisión Europea (CE) dicta que la presencia de nitratos en el agua puede tener principalmente dos orígenes: uno, por el lavado de suelos ricos en nitratos como consecuencia de prácticas agrícolas (muy difícil de eliminar) y dos, como consecuencia de la contaminación producida por el vertido de excrementos de animales (ganadería), el uso excesivo de fertilizantes sintéticos en agricultura y el vertido de agua residuales urbanas.

La Comisión Europea denunció en 2021 a España por incumplir la Directiva, segun recalcaroon, para señalar, después, que como ciudadanos se tiene un poder enorme a la hora de frenar a los que contaminan el agua con nitratos.

«Aunque a veces quitan peso a datos veraces o nos tilden de ser ciertos colectivos, en realidad somos consumidores, familias y habitantes de Soria y simplemente educando y eligiendo lo que se come y lo que se compra podemos parar la contaminación de nuestras aguas».

La campaña acaba de comenzar y las mediciones y muestreo se van a repetir y ampliar en aquellas zonas donde haya interés de la ciudadanía por saber si beben agua contaminada por nitratos.

Ref.Pag.:elespanol.com